< RETURN

Los planes de Athena Foods tras su fallida a salida bolsa

Clipping.

A solo horas de cerrar el libro de órdenes, Athena Foods decidió posponer su tan esperada apertura en la Bolsa de Santiago. 'Empezamos a hablar con los inversionistas y comenzaron a cambiar los precios', explica el director de finanzas, Eduardo Puzziello. Tras la caída de la operación, la filial de Minerva definió sus próximos pasos: retrasar dos adquisiciones en Chile y nuevas compras en Colombia.

'Tenemos un trato', fue lo que Eduardo Puzziello, director de finanzas de Athena Foods, le dijo el viernes 10 de mayo al presidente de la compañía. Había sostenido ese día una reunión con inversionistas que lo llenaba de optimismo frente a la apertura a bolsa que esperaban concretar el martes siguiente. El lunes, sin embargo, la operación se truncó; ese día se fijaba el precio y el adverso escenario externo los golpeó. 

El viernes 'los inversionistas decían quiero poner US$ 40 millones, US$ 30 millones, US$ 50 millones', cuenta Puzziello a la hora de hablar de la postergada IPO de la filial chilena de la cárnica brasileña Minerva, que opera en Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Colombia. Y recuerda: 'Durante el fin de semana comenzó el desastre para los mercados globales', tras el incremento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. 

En medio del fuerte clima de aversión al riesgo que se respiró ese día, Athena Foods vio cómo minuto a minuto su libro de órdenes se reducía. 'En la mañana del lunes aún teníamos el libro, pero durante el día las ofertas comenzaron a reducirse y el precio a caer. Es una locura, porque un día tienes un buen trato y al día siguiente ya no lo teníamos', dice Puzziello. 

Ante el sentimiento de cautela, el castigo en el precio de colocación por parte de las AFP, las administradoras de fondos e inversionistas retail llegó a un punto insostenible para Athena Foods. A ese panorama se le sumó el hecho de ser un sector nuevo en el mercado local. 'He venido mucho a Chile para hablar con inversionistas de deuda sobre los bonos de Minerva, y saben mucho del sector. Pero en el lado de acciones, unos pocos saben sobre el sector de proteínas', destaca Puzziello. Y con todas estas variables, la decisión fue clara: postergar la apertura. Y reagendar los planes. 

Se frena el crecimiento 


La empresa buscaba recaudar cerca de US$ 400 millones, de los cuales unos US$ 260 millones se enviarían a la matriz para disminuir deuda. El resto se iba a destinar al crecimiento de sus operaciones. Con este nuevo escenario, donde la compañía no dispone del capital previsto, la consigna es posponer proyectos. 'Tenemos un plan de negocios que debemos cumplir. Gran parte del plan de Athena estaba relacionado con adquisiciones. Con lo que ocurrió, pospondremos las conversaciones que teníamos programadas con algunos targets en Colombia y Chile', explica Puzziello. 

En concreto, la filial de Minerva dejará pendiente dos planes de adquisiciones de distribuidores en Chile, nuevas compras en Colombia, además de su proyecto para ingresar en pequeños y medianos retailers en el mercado nacional. 

En Argentina, Athena Foods tiene cinco plantas faenadoras, pero solo una operativa, por lo que analiza la posibilidad de reabrir otra. 'Incrementaremos la capacidad de nuestras plantas, estamos funcionando a un 72% y podemos aumentarlo a más del 80%', destaca el ejecutivo. Y agrega: 'Para el 2020 garantizamos el volumen, pero de haber aumentado nuestras operaciones en Argentina y concretar adquisiciones en Chile y Colombia, nuestra producción se hubiese acelerado. Eso se logrará a finales del próximo año o inicios del 2021', adelanta Puzziello. 

Pese a ello, si bien Athena Foods lamenta la decisión de posponer la operación, descarta que existan impactos negativos. 'No lo vemos como un fracaso, una IPO no es una operación fácil y una de las cosas más importantes es el momento. Fue mala suerte, dimos con el peor día del año', afirma Puzziello. 

De esta forma, a menos de una semana del amargo lunes, Athena Foods ya reanudó las conversaciones con los bancos que la asesoran. Y Puzziello enfatiza que el interés de llevar a cabo la IPO en el parqué bursátil nacional se mantiene vigente. De hecho, ya sostuvo reuniones con la mesa y el director ejecutivo para definir los pasos a seguir. 'Pero es muy reciente, queremos esperar y ver qué pasa. Tenemos tiempo y en Minerva no hay apuro', concluye.

Fuente: La Tercera - Pulso