Receta de albóndiga de cordero en la olla de presión

Una deliciosa alternativa para la clásica albóndiga.

albóndiga de cordero en la olla de presión

 

Ya publicamos diversas recetas con carne de cordero que usted puede encontrar aquí. También ya enseñamos a hacer deliciosas albóndigas de carne bovina.

De esta forma, lo que queremos enseñarle a hacer ahora es una alternativa para las recetas de cordero y para la clásica albóndiga: albóndigas de cordero en la olla de presión.
 

LISTA DE INGREDIENTES

Para las albóndigas, usaremos:

  •     700 gramos de carne picada de cordero
  •     1 huevo
  •     ½ taza de queso mozzarella picado fino -si tiene disposición, cámbielo por queso feta
  •     ⅓ taza de pan rallado
  •     2 cucharadas de sopa de extracto de tomate
  •     2 cucharadas de sopa de leche
  •     2 dientes de ajo picados
  •     Perejil a gusto
  •     Sal a gusto

Para la salsa, estos son los ingredientes:

  •     2 cucharadas de sopa de aceite de oliva
  •     1 cebolla mediana picada
  •     1 pimentón verde sin semillas picado
  •     ½ taza de vino tinto seco
  •     ½ taza de agua
  •     1 lata de tomate pelati
  •     ⅓ taza de aceitunas descarozadas picadas
  •     Perejil picado a gusto
  •     Orégano a gusto
  •     Canela a gusto
  •     1 o 2 cucharaditas de té de azúcar (opcional)
  •     Sal a gusto
  •     Pimienta negra molida a gusto

MODO DE PREPARACIÓN

En un recipiente grande, use las manos para mezclar la carne, el huevo, el queso picado, el pan rallado, un puñado de perejil picado, el extracto de tomate, la leche y los dientes de ajo con sal a gusto.

Con las manos mojadas con agua, modele puñados de carne en formato de albóndigas y reserve.

En una olla de presión, caliente dos cucharadas de sopa de aceite de oliva. Agregue la cebolla y el pimentón picado y rehogue a fuego moderado hasta que las cebollas queden blandas -revuelva con frecuencia para que no se queme.

Agregue el vino y, usando una cuchara, raspe el fondo de cualquier pedacito marrón que pueda haberse formado con el rehogado de la cebolla y el pimentón. Déjelo cocinar hasta que el vino se reduzca a la mitad.

Ahora, agregue el agua y las albóndigas. Vierta toda la lata de tomate pelati sobre las albóndigas. No revuelva. Cierre la olla de presión y aumente el fuego hasta que tome presión.

Tan pronto como la olla empiece a "silbar", baje el fuego y cocine unos 5 minutos. Apáguelo, deje que la presión salga y abra -verifique si las albóndigas están totalmente cocinadas y, si es necesario, cocínelas un poco más.

A continuación, agregue las aceitunas, el perejil picado, una pizca de orégano, una pizca de canela y, si lo desea, una cucharada de sopa de aceite de oliva. Cocine algunos minutos más.

Para finalizar, condimente con sal, pimienta y azúcar a gusto -hágalo de a poco y pruebe para no salar ni endulzar demasiado.

Listo. Ahora, basta servir y disfrutar. ¡Buen provecho!

Comentários